DERRAME DE CRUDO EN LAGO MARACAIBO NO ATENDIDO

Aunque los pescadores lo llaman “derrame” y el Gobierno, “goteo”, al menos una cosa está clara: desde comienzos de mes se divisan una enorme mancha de petróleo -y otras más pequeñas- en la costa oriental del lago de Maracaibon que todavía no han sido controladas.

Por supuesto, este vertido no es tan famoso como el del Golfo de México, pero tiene desesperados a decenas de pescadores que alertaron sobre el desastre generado por una mancha -aceitosa al principio, luego negra y viscosa- que se les pegaba a las lanchas, les empastaba las redes y espantó o mató a buena parte de los camarones, cuya pesca en la zona mermó hasta 90 por ciento en las últimas tres semanas, según Emery Delgado, presidente de la asociación de pescadores del sector Santa Rosa de Agua, uno de los más afectados.

Que el petróleo contamine las aguas del lago no es una novedad. Delgado recuerda un derrame en el 2006 y otro en el 2009 que, asegura, fueron mejor atendidos por las autoridades.

“Además de la recolección del petróleo derramado, siempre hay una indemnización, se ve una efectividad, pero ahora nada. Hemos perdido redes de pesca y apenas sacamos unos pocos kilos de camarones. Hay dos puntos grandes de derrame, y sólo se ven unas cuadrillas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) recogiendo el crudo en la costa y la mancha se extiende hacia afuera, donde pescamos. Ahí no se está haciendo nada”, explicó a EL TIEMPO.

La primera reacción del Estado fue negar la existencia de un derrame. El ministro del Ambiente, Alejandro Hitcher, intentó minimizar el evento, al asegurar que son “pequeñas pérdidas de crudo”, lógicas en una zona de carga y descarga de petróleo, por lo que no hacía falta activar un plan de contingencia.

Pero, además de la denuncia de los pescadores, la mancha llegó a detener por varios días la salida de tanqueros de carga de crudo por tener petróleo pegado en el casco, con lo cual no los dejan atracar en puertos internacionales.

El diputado oficialista Julio García, miembro de la Comisión de Ambiente y encargado de investigar la mancha, explicó -tras varias reuniones con los entes relacionados, incluyendo Pdvsa- que se trata de un “goteo” de petróleo que sale de varios puntos del extenso entramado de tuberías que transportan crudo instaladas en el lago, además de las torres o instalaciones en desuso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: