LE DAN LUZ VERDE A LA BRITISH PETROLEUM DE USAR QUÍMICOS EN EL FONDO DEL MAR

La estadunidense Agencia de Protección al Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) autorizó este sábado a la British Petroleum (BP) utilizar químicos también en el lecho marino para combatir el vertido de petróleo de su plataforma hundida en el Golfo de México, a cuatro semanas del accidente y en momentos en que la petrolera volvió a fracasar en otro intento por contener la fuga.

El secretario del Interior, Ken Salazar, confirmó que la trasnacional británica tuvo problemas hoy para insertar un tubo de contención dentro del ducto dañado, a mil 500 metros de profundidad, pero que proseguían los esfuerzos. Intentos anteriores de la compañía para controlar el fluido, utilizando un enorme domo, fracasaron el pasado fin de semana.

En esta línea, ahora la petrolera recibió luz verde de la EPA para el procedimiento de esparcir los químicos en el fondo marino, directamente en la zona de las fugas del crudo. Según los informes, se buscará convertir el vertido en un líquido menos dañino y más ligero antes de que llegue a la superficie del mar. Hasta ahora su uso estaba permitido sólo en la superficie.

Este procedimiento presenta problemas para el ambiente, comentó la vocra de la EPA, Lisa Jackson. El efecto final, sin embargo, es menos dañino para la naturaleza que el petróleo, añadió. Se trata además de una técnica hasta ahora casi inexplorada, que la agencia decidió aceptar tras consultar con expertos y llevar a cabo numerosas pruebas.

BP utilizó hasta ahora, según sus propias fuentes, 1.8 millones de litros de la sustancia en cuestión, llamada Corexit. Sus detractores indican que aún se conoce muy poco sobre el efecto del químico en la vida marina, ante este desastre que afecta las costas y la economía de los estados de Misisipi, Florida, Luisiana y Alabama.

Más allá del método químico, la corporación sigue luchando por taponar la mayor de las dos fugas. Pero los esfuerzos del sábado volvieron a fallar en el intento por colocar un conducto desde allí hasta un barco en la superficie para reducir el derrame de crudo, informó el director de operaciones de la compañía, Doug Suttles.

Explicó que la operación fracasó por problemas técnicos y que en la madrugada del domingo se repetirá la prueba. Este plan de conectar un tubo de inserción es algoverdaderamente complicado debido a la profundidad, por lo que detener la salida de crudo podría demandar entre una semana y 10 días, si no es que mucho más, a decir de otras fuentes de BP.

El derrame comenzó tras una explosión el 20 de abril en la plataforma Deepwater Horizon, que después se hundió dejando 11 trabajadores muertos. Desde entonces se vierten al mar al menos 700 toneladas diarias de fluido, aunque expertos no descartan que el derrame podría ser hasta 10 veces mayor a las estimaciones de la firma británica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: