ESTRATEGIA CLAVE PARA ENFRENTAR EL CAMBIO CLIMATICO

Áreas forestales protegidas: estrategia clave para enfrentar el cambio climático

Washington, DC, EE.UU. (Marzo 16, 2010) El reporte “Territorios Indígenas, Áreas Protegidas y Deteniendo el Cambio Climático”, publicado en el semanario científico PLoS Biology, hace recomendaciones especificas para incorporar áreas protegidas en la estrategia para reducir emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación y degradación, mejor conocida como REDD.

“La deforestación es responsable de aproximadamente el 15 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo; más que todos los carros, camiones, trenes, barcos y aviones que circulan a diario en todo el Planeta. Si fracasamos en su reducción, fracasaremos en estabilizar el clima”, dijo Taylor Ricketts, Director del Programa de Ciencias de WWF-Estado Unidos y autor líder del estudio. “

Nuestro reporte enfatiza que la creación y el fortalecimiento de territorios indígenas y de otro tipo de áreas protegidas puede ofrecer una forma eficiente para cortar las emisiones, al mismo tiempo que se obtienen beneficios adicionales para comunidades locales y la conservación de la naturaleza”, agregó Ricketts.

Los autores señalan que desde el 2002 la deforestación en la Amazonía Brasileña ha sido entre 7 y 11 veces menor dentro de los territorios indígenas y otro tipo de áreas forestales protegidas, en comparación a otras áreas no protegidas.

Modelos de simulación sugieren que áreas protegidas establecidas entre el 2003 y el 2007 pueden prevenir la deforestación en un área estimada de 100,000 millas cuadradas hasta el 2050. Esta área  es aproximadamente del tamaño del estado de Colorado, conteniendo una cantidad suficiente de carbono que equivale a 1/3 parte de las emisiones de CO2 anuales en el mundo. Es fundamental considerar la ubicación, ya que las áreas protegidas en regiones que enfrentan presiones por la deforestación serán más eficientes en la reducción de emisiones.

“Este reporte fortalece la teoría que está detrás de las inversiones globales en áreas protegidas”, indico Gustavo A.B. da Fonseca, coautor del estudio y Director de Recursos Naturales del Fondo Mundial Para el Medio Ambiente  (GEF por sus siglas en ingles). “Además de proteger especies y ecosistemas importantes en el mundo, las 2,302 áreas protegidas que apoya el GEF se extienden en más de 634 millones de hectáreas y en forma conjunta almacenan la cantidad impresionante de 30 mil millones de toneladas de CO2”.

Las políticas internacionales para compensar a las naciones forestales por REDD están bajo negociación. Para acceder a los fondos que de esto resulten, los países en vía de desarrollo necesitarán contar con programas e instituciones para reducir sus emisiones provenientes del bosque. “Las áreas protegidas representan un importante componente de los programas nacionales de REDD ya que estas cuentan con las instituciones necesarias y la infraestructura para el manejo de fondos, mejorar la protección y generar resultados”, dijo Claudio Maretti, Director de Conservación de WWF-Brazil.

“El establecimiento de áreas protegidas por lo general clarifica la tenencia de la tierra y los derechos de carbón correspondientes, lo cual ha sido un punto de discusión en algunas de las negociaciones”, subrayó Maretti.

Adicionalmente, el reporte estima que el costo de crear y mejorar el manejo de áreas protegidas es menor que muchas de las otras opciones para reducir emisiones provenientes de la deforestación. Completar y manejar una red de áreas protegidas en países en vía de desarrollo puede requerir  cerca de $ 4 mil millones de dólares al año, lo que equivale a 1/10 del capital que podría movilizarse por las políticas internacionales de REDD.

Notas para los Editores
1. La Publicación “Territorios Indígenas, Áreas Protegidas y Deteniendo el Cambio Climático” (Indigenous Lands, Protected Areas, and Slowing Climate Change) se puede bajar de:
http://www.worldwildlife.org/science/2010pubs/WWFBinaryitem15590.pdf

2. Para bajar el Mapa que demuestra carbón secuestrado y potenciales emisiones de áreas forestales protegidas selectas, en el Amazonas Brasileño, ir al siguiente link:

3. Las emisiones potenciales son estimadas simulando la deforestación futura hasta el 2050, con y sin áreas protegidas presentes. La diferencia (en barras color naranja) representa la reducción de emisiones de CO2 de cada área forestal protegida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: