CITES NO PROHIBIRÁ EL COMERCIO INTERNACIONAL DE ATÚN ROJO

Revés al atún rojo, CITES no prohibirá el comercio internacional de esta especie

Bogotá, Colombia (Marzo 22, 2010) Los representantes de las Partes Contratantes de la Convención CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre) que se está llevando a cabo en Doha, Qatar, sorprendentemente, decidieron votar sin muchos rodeos esta propuesta el pasado jueves, y el resultado es desalentador: 72 de los 129 países presentes votaron en contra de la prohibición, 43 a favor y 14 se abstuvieron.

“Tras la presentación de una argumentación científica abrumadora y a pesar del gran apoyo político obtenido en los últimos meses, ha resultado escandaloso que las Partes Contratantes no hayan tenido la más mínima oportunidad para debatir sobre la posibilidad de incluir el atún rojo en el Apéndice I de CITES. Una propuesta que contaba con el respaldo de la mayoría de los países con cuota pesquera sobre esta especie a ambos lados del Atlántico”, comentó  Sergi Tudela, Responsable de Pesquerías en el Programa Mediterráneo de WWF.

Restricción comercial con fuertes sanciones, única opción

Esta acción se propuso de manera urgente, dado el grave estado de la población del atún rojo. La última evaluación que se hizo por los científicos de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA) en el 2008, indicó que el stock reproductor ha descendido desde las 300,000 toneladas en 1955 a tan sólo 78,700 toneladas en el 2007, presentándose un declive mayor en los últimos años.

Algunos expertos pronostican que, aún con una prohibición de pesca total, hay un claro riesgo de que la proporción reproductora continúe desplomándose. La información preliminar disponible sobre la estación de pesca del 2009 indica tendencias alarmantes, estimando que la población de atún rojo se encuentra un 15% por debajo de los números históricos, cifra que califica plenamente para incluir esta especie en el Apéndice I  de CITES y tomar medidas eficaces.

El Principado de Mónaco —Parte Contratante de CITES que presentó la propuesta para que la especie fuera incluida en el apéndice I—  puso sobre la mesa el debate el  pasado jueves, cuando sólo unos pocos países habían intervenido, no obstante, Libia solicitó una votación inmediata de la misma.

¿Cuál ha sido la posición de Colombia?

Colombia es miembro suplente del Comité Permanente de CITES, representando a América Central, del Sur y el Caribe. Además de centro y Sudamérica, Colombia es uno de un número reducido de Estados donde se encuentra el atún rojo del Atlántico.

El pasado 14 de octubre el gobierno de Colombia expresó su apoyo a la propuesta de incluir el atún rojo del Atlántico en el Apéndice 1 de CITES en una declaración enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores al Principado de Mónaco.

Es hora de conseguir aquello que los políticos no han logrado

“Tras esta decisión de la Convención CITES y dado que el CICAA ha fracasado reiteradamente en su obligación de garantizar una gestión sostenible de esta pesquería, es hora de que hagamos la mayor presión posible para este organismo cumpla con el objetivo para el que fue creado”, agregó Tudela.

WWF hará un llamamiento a los restaurantes, minoristas, cocineros y consumidores de todo el mundo para que dejen de servir, vender, comprar y comer esta especie. Una parte del mercado mundial de la pesca, incluyendo grandes distribuidores como Carrefour, ya ha elegido no comerciar con atún rojo del atlántico para darle una oportunidad de recuperarse a las cada vez más agotadas poblaciones de esta especie.

“Ahora más que nunca es importante que la sociedad consiga aquello en lo que nuestros políticos han fracasado, dejar de consumir atún rojo”, dijo Tudela.

Notas para el editor:
1. La CoP 15 de la Convención CITES se está llevando a cabo en Doha (Qatar),  y se extenderá hasta el próximo 25 de marzo. CITES es un acuerdo mundial entre gobiernos, legalmente vinculante, que tiene por objetivo asegurar que el comercio internacional no sea una amenaza para la supervivencia de animales o plantas silvestres.

2. En una reunión reciente del Comité Permanente de Investigación y Estadísticas (SCRS) de la CICAA, se concluyó que la probabilidad de que la población de atún rojo del Atlántico cumpla con los criterios de inclusión para el Apéndice I de CITES (es decir, estar a un nivel por debajo del 15% de la línea de base histórica) es prácticamente de 100%. Este resultado, viniendo de los propios científicos de la CICAA, significa que es necesario y urgente que todas las partes contratantes voten a favor de esta propuesta.

3. Mónaco no contempla una prohibición permanente de la comercialización de esta especie. Reconoce que algunas de las Partes de CITES tendrán inquietudes respecto a la inclusión de dicha especie en el Apéndice I y ha encontrado un mecanismo innovador para abordar dichas inquietudes. En consecuencia, la propuesta va acompañada de un proyecto de Resolución que ordenaría al Comité Permanente solicitar al Gobierno Depositario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: